10 momentos mágicos que vivirá tu hijo durante su comunión

momentos magicos comunion

La primera comunión es una sucesión de episodios inolvidables. Fotografías que permanecerán de manera indeleble en la retina de los protagonistas. Como es obvio, cada niño o niña guardará en su mente unas imágenes. Recordará los momentos que, para él, fueron los más bonitos y emocionantes antes, durante y después de la ceremonia eclesiástica. Cada persona tendrá sus momentos mágicos de comunión. Y serán de los que duran. De los que no se borran.

Los momentos más recordados de la primera comunión

Más allá de esos recuerdos especiales y únicos que son exclusivos de cada niño, existen momentos en los que todos y todas coinciden. Al menos son las instantáneas que perduran en mi mente (y os aseguro que hace mucho que comulgué), pero sé que también son las que recuerdan mis hijos y no dudo de que permanecerán con ellos durante mucho tiempo.

  1. El traje: como decía antes, los recuerdos de la primera comunión no sólo se remiten a lo acontecido en el interior de la iglesia. Los días previos también dejarán su huella. Por ejemplo, cuando, por primera vez, tu hijo se vista con el traje. Ese momento en el que se mire al espejo y se descubra como una persona nueva.
  2. La mañana: es también difícil olvidar la mañana previa a la ceremonia. Los nervios. La emoción. Los de tu hijo y los tuyos.
  3. La llegada a la iglesia: la tensión crece a medida que, engalanado al máximo, tu hijo se acerca a la iglesia. La imagen al atravesar las puertas del templo se grabarán a fuego en su mente.
  4. La misa: otro de los momentos inolvidables de una comunión es en el que el sacerdote da la misa. Una ceremonia que es para tu hijo o hija. Sí, hay más niños junto a él, pero da igual. Es para él. Única y exclusivamente. Piénsalo así.
  5. La lectura: tan emocionante como imperecedero es el instante de la lectura. Cada palabra, pausa, coma o punto. Cada gesto. Cada sonido.
  6. La comunión: es el momento crucial. Para el que tu hijo (y tú mismo) se lleva preparando meses.
  7. Los abrazos, los besos, las sonrisas: fuera ya de la ceremonia eclesiástica, no olvidará hitos puntuales como las palabras de sus tíos, tus besos, los de sus abuelos. La familia.
  8. Los regalos: un reloj, una bicicleta, una pluma. Regalos de antes y de ahora. Pero los tiempos cambian; en la actualidad abundan los ordenadores, las consolas, las tablets.
  9. El banquete: rodeado de toda la familia, disfrutará de una de las comidas más maravillosas de toda su vida.
  10. La celebración: y después… Ya lo he dicho muchas veces, es el día de tu hijo. Él es el protagonista. Organízale una fiesta a su medida. No hay nada mejor que escucharle, décadas después, recordando esa fiesta como uno de los momentos más felices de su vida.

Son diez momentos mágicos de la primera comunión. A ti, padre o madre, sólo te aconsejo una cosa: haz todo lo que esté en tu mano para que recuerde siempre su primera comunión como el día más maravilloso de su existencia.

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Juan Manuel Martínez
Escrito por
Juan Manuel Martínez
Más artículos de Juan Manuel Martínez

El menú de la primera comunión ¿qué se puede ofrecer?

Os he comentado ya en infinidad de ocasiones en este blog que...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *