Marcos para fotos de primera comunión, un regalo socorrido

marcos para fotos de primera comunion

Un marco para fotos es una solución habitual que nos suele sacar de algún aprieto cuando no sabemos qué regalar. Lo es en el caso de cualquier celebración: cumpleaños, santo, aniversario; pero también si hablamos de la primera comunión. Son muchos los tipos que podemos encontrar. Vamos a repasar algunos marcos para fotos de primera comunión bonitos.

El objetivo siempre que se hace un regalo, obviamente, es que le guste al homenajeado u homenajeada. Pero en el caso de los regalos de primera comunión va un poco más allá. Porque es muy probable que no seamos los únicos que regalemos un marco. Incluso es posible que los padres ya hayan buscado, o comprado, alguno de los marcos para fotos de primera comunión que les haya gustado. Pero… ¿Y si el nuestro les encanta y se acaba convirtiendo en el marco que guarda la foto más bonita de la primera comunión?

Formas, colores y adornos de los marcos para fotos de primera comunión

  1. Las opciones son infinitas. En Internet hay miles y miles de páginas que venden online marcos para fotos de primera comunión. Los hay sobrios, alegres, con dibujos, con colores vivos. Preciosos, normales y feos. Si queremos elegir bien, lo mejor es que consultemos muchas de estas webs o quizá la mejor opción sea que nos echemos a la calle e ir a alguna tienda de verdad; con su mostrador y su vendedor de carne y hueso que, de vez en cuando, conviene retornar al mundo real.
  2. Adornos o dibujos religiosos: unos de los marcos para fotos de primera comunión más habituales son, obviamente, los que tienen detalles religiosos. El cáliz, las uvas. Retratos de Dios, alguna cruz. Éstos pueden aparecer dibujados, sobreimpresionados o en relieve.
  3. Formas: en general, suelen ser cuadrados. Aunque ésta es una apreciación absolutamente subjetiva que yo extraigo de la consulta de unas cuantas webs. En el fondo la forma debe darnos un poco igual. Lo importante es el color, los adornos, etc.
  4. Para niños: este punto es importante. Quien toma la comunión es un niño o una niña, obviamente. Sin embargo, al menos en mi opinión, eso no debe significar que haya que comprar un marco que parece de juguete. Ya sabéis, me refiero a los típicos marcos para fotos de primera comunión que son un osito, una muñeca… En fin, para gustos, colores. Pero yo, desde luego, no los recomiendo.

Foto: Mario Emiliano Fernández

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Juan Manuel Martínez
Escrito por
Juan Manuel Martínez
Más artículos de Juan Manuel Martínez

Comuniones temáticas ¿cómo puedo decorar mi fiesta?

En otro artículo de este blog ya decía que la tradición no...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *