Joyas para regalar en la primera comunión

joyas primera comunion

Regalar una joya en la primera comunión es siempre una muy buena opción. Y lo es, al menos a mi parecer, especialmente por una razón: es algo para toda la vida. Si partimos del hecho de que el día de la comunión es uno de los más importantes de nuestra existencia. 24 horas en las que viviremos momentos que nunca se nos olvidarán, que siempre permanecerán en nuestra retina; qué mejor regalo que uno que también nos acompañe siempre. Un detalle que, cuando lo veamos, nos haga recordar ese maravilloso día.

Y las joyas cumplen absolutamente con ese propósito. Sin embargo, y ahora ya me pongo en el lugar del que regala, hemos de tener en cuenta una serie de aspectos. En primer lugar, el receptor de la joya será un niño o niña; o sea una persona de corta edad. Adquiramos una joya que se amolde a su juventud.

Otro consejo que os doy (y este ya sabéis que sí que es absolutamente personal) es que no sea nada demasiado rimbombante. No creo, sinceramente, que un pedrusco en el dedo o en el cuello de una niña sea atractivo. Por mucho valor que tenga y mucho dinero que cueste.

¿Qué joyas regalar por la primera comunión?

Anillos, pendientes, brazaletes, colgantes, las opciones son múltiples y, en general, mucho más dirigidos a las niñas. Se puede regalar, por ejemplo, un anillo a un niño, pero no es lo  más habitual. Un broche para la chaqueta si es propio del género, pero no de chicos con la edad de los que toman la primera comunión.

joyas regalar primera comunion

Es decir, nos quedamos con las niñas. Las reinas de la casa son las que más brillarán con esa joya de primera comunión que les vamos a regalar. Si nos decidimos por una pulsera, anillo o collar, lo lógico es que grabemos el nombre de la homenajeada o, incluso, alguna frase bonita.

Medallitas y cruces para la primera comunión

Voy a entrar de nuevo en un jardín del que espero salir. Sabéis de sobra que apuesto por ir un poco más allá en lo que a la tradición se refiere. Si me pedís opinión, os diré que prefiero una pulsera o unos pendientes antes de las muy habituales medallitas y cruces. Aunque tampoco rechazo estas porque reconozco que, en los últimos tiempos, los joyeros se están esmerando en crear joyas para regalar en la primera comunión originales. Pero creo que es mejor cambiar. Renovarse o morir, ¿no? Al menos eso dicen.

Agradecemos las fotografías a Hola

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 1
Juan Manuel Martínez
Escrito por
Juan Manuel Martínez
Más artículos de Juan Manuel Martínez

Diademas para el pelo, un adorno que nunca pasa de moda

El pelo. El dichoso pelo. Hay que ver, sobre todo las mujeres,...
Leer más

1 Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *