Cómo involucrar más a los niños en la organización

involucrar ninos organizacion

Nuestro hijo o hija ya está en edad de tomar la primera comunión. Dentro de poco habrá que empezar con los preparativos. Queremos que todo salga perfecto. La iglesia, el traje, el banquete, los invitados, los regalos. Habitualmente los padres nos cargamos todo el trabajo sobre los hombros. Es lógico. Pero está bien que, aunque sea en un bajo porcentaje, consigamos involucrar a los niños en la organización de la comunión.

Obviamente habrá aspectos en los que no entren. Pero hay otros muchos para los que, primero, pueden dar su opinión. Más que pueden, deben, ya que ellos o ellas son los protagonistas. Pero también han de intervenir y ayudar. Los padres y madres, normalmente, no disponemos de todo el tiempo que desearíamos para la organización. Cualquier ayuda será siempre bienvenida.

¿Cómo conseguir involucrar a los niños en la organización de la primera comunión?

Tanto en esto como en el cuidado y la cría de los niños, en general, yo siempre abogo por hablar. Explicar y hacer entender las cosas. ¿Qué quiero decir con esto? Pues que no creo que sea bueno obligar, sino conseguir que nuestro hijo comprenda que es él el protagonista. Que todo lo que se va a preparar se hace para que él disfrute. Para que sea uno de los días más bonitos e inolvidables de su vida. Si conseguimos que acepte esto, seguro que está dispuesto a echarnos una mano.

¿Y en qué podemos pedirle ayuda al niño? Por ejemplo en la temática de la fiesta. Si hemos decidido hacerle un festejo en casa y estamos dispuestos a decorar el salón; al menos estaría bien que el niño eligiera la temática: fútbol, dibujos, animales, videojuegos, lo que sea, pero que ayude. Y una vez decidido que ponga también de su parte en la preparación.

También es bueno que nos ayude en la elección del menú. En el caso de que vayamos a cocinar nosotros en casa, que nos dé alguna idea. Si apostamos por ir a un restaurante, también. Pero, mucho ojo, a lo mejor el niño nos pide pizza, chucherías y helado. Yo ya he dicho muchas veces en este blog que es el día del niño y hay que darle lo que pida, pero con cabeza. No podemos darle solo pizza y golosinas. Habrá que hacer un menú un poquito más completo.

Ya que hemos conseguido involucrar más a los niños en la organización de la comunión, y lo hemos logrado hablando, vamos a explicarles, también con absoluta tranquilidad, porque no solo podemos poner de comer pizza y dulces. En el menú y en la fiesta el niño nos va a ayudar. No creo que sea muy complicado convencerle para que ponga de su parte en alguna cosa más.

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Juan Manuel Martínez
Escrito por
Juan Manuel Martínez
Más artículos de Juan Manuel Martínez

Cinco maneras diferentes de pasar el día de la primera comunión

La ceremonia eclesiástica es obligada, eso está claro. Pero… ¿Y después? Una...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *