Flores para la primera comunión

flores primera comunion

Las flores están muy presentes en la primera comunión ya que podemos utilizarlas para la decoración de la mesa del convite, en la iglesia, en los tocados, diademas o arreglos para el pelo de las niñas, o incluso en los vestidos. Por eso, hoy dedicamos este post al color y alegría que proporcionan las flores en este día tan especial e inolvidable.

Flores para decorar la primera comunión

Comenzamos con la decoración floral para una primera comunión. Nuestro consejo es apostar por la naturalidad, sin recargar, ya que se trata de un evento importante pero que tampoco es una boda… Así que puede bastar con unos adornos en el restaurante, por ejemplo. Quedan genial si las colocas en tarros de cristal, en unos cestos de mimbre o en barquillas de madera, cajas de fruta de toda la vida… Si apuestas por flores silvestres crearás una decoración muy campestre y vintage. También las puedes colocar en la iglesia, tanto en los bancos como en el altar.

Según explican los expertos, las flores más adecuadas para este acontecimiento serían las gerberas, las rosas, las margaritas y la paniculata. Flores muy bonitas y delicadas perfectas para una decoración formal y muy elegante.

En cuanto a los colores, dependerá sobre todo de vuestros gustos, aunque siempre serán un gran acierto tonalidades como el rosa palo, el verde, lilas, amarillos… En tonos suaves y pasteles, para aportar mucha delicadeza el evento.

Flores en el pelo de las niñas

Otra opción para incorporar flores a la primera comunión es a través de los complementos para el pelo que lucen las más pequeñas de la casa. Se llevan mucho las coronas de flores, ideales para un atuendo muy naif y natural; son muy favorecedoras. Puedes escogerlas grandes o más pequeñas. Lo mismo para las diademas y tocados, y puedes usar pasadores con algún tipo de flor.

En este caso, los colores se decantan más hacia blancos o marfiles, aunque siempre va a quedar de maravilla si introduces alguna nota de color con alguna flor que resalte.

Flores en los vestidos

Por otro lado, es posible lucir flores en el vestido de primera comunión. Una forma de hacerlo es añadiendo a esta prenda un cinturón confeccionado con flores de colores para que añada un toque muy especial al atuendo. Del mismo modo, se puede poner un fajín con una sola flor grande, por ejemplo, o lucirla en la solapa.

Las flores más apropiadas para la primera comunión

La primera comunión se lleva a cabo en primavera, época de flores por excelencia. Algunas son más apropiadas que otras para este tipo de celebración, debido a su significado y a lo que pueden simbolizar durante este día.

Las rosas blancas, por ejemplo, son sinónimo de inocencia y pureza, por lo que son muy adecuadas para una primera comunión. Los lirios son delicados, además huelen de maravilla y es una flor preciosa.

Otras de mis preferidas para este evento (y para casi todos) son las margaritas. Son económicas y puedes diseñar unos ramilletes decorativos muy naturales y sencillos, lo que los hace altamente efectivos para este tipo de celebraciones. Las lavandas quedan muy bien y añaden una nota de color a la primera comunión, o puedes optar por los girasoles. Son muy decorativos y bellos.

Ya hemos visto antes que la paniculata era otra de las flores recomendadas, debido a su elegancia y su tamaño, ideal para colocar en coronas y arreglos para el pelo, por ejemplo.

¡Que no falten flores en este día inolvidable para dar mucha vida y luz a la primera comunión!

Las imágenes son de Rubiokids y Stylemepretty

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Marta
Escrito por
Marta
Más artículos de Marta

Consejos para organizar una primera comunión económica

No siempre determinados acontecimientos llegan en el mejor momento posible. Si te...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *