Cómo decorar las mesas de comunión de una forma original

decorar mesas comunion original

Si nos paramos a pensar un rato encontraremos múltiples opciones para decorar las mesas de comunión. Se lleva, y cada vez más, que las fiestas posteriores a la ceremonia eclesiástica se celebren en la propia casa. Es una posibilidad barata y, habitualmente, acertada. Si es la que nosotros elegimos, tendremos que adornar la mesa. ¿Cómo?

Lo primero es decidir con qué vamos a decorarla. Podemos usar flores, globos, chucherías, e, incluso, un poquito de todo. Una mezcolanza divertida y original que hará las delicias tanto en el gusto (habrá golosinas y dulces en general) como en la vista. Importante es esta segunda apreciación, porque uno de los puntos fuertes de la decoración de las mesas de comunión debe ser el color. Se puede apostar por la variedad cromática, siempre dentro de unos límites, o tratar de llevar una regularidad en el tono.

Si nos decidimos por la última variante, debo decir que, al igual que la persona que firma el artículo del que he extraído la foto de portada, nunca pensé que el amarillo fuera a dar tanto juego. Aunque, por supuesto, será imposible que escojamos este color si somos supersticiosos. Pero en caso de no serlo, es una recomendación que hago.

Formas de decorar las mesas de comunión

Si nos decidimos por la opción de varios colores, habrá que coger tres como máximo. No es una ley escrita, obviamente, pero más variedad de colores puede hacer que la mesa esté sobrecargada. Otro consejo que os doy es que los elegidos no sean demasiado fuertes. Siempre es mejor tonos suaves, pastel.

Ya he contado en este blog cómo hacer centros de chuches; otra opción, también sobradamente dulce, es decorar la mesa con magdalenas o pasteles. Lo que ahora llaman cupcakes. En la red hay vídeos en los que se explica cómo hacer estos productos y, si no, en la televisión emiten un conocido programa que también podéis ver.

Otra opción, también original, es hacer pompones con papel de seda. Al igual que os decía anteriormente, en Internet sobran los tutoriales para que os convirtáis en verdaderos expertos.

Si estas dos posibilidades no os convencen para decorar las mesas de comunión, existe la opción de escoger opciones más clásicas como las mencionadas en el segundo párrafo: chuches, globos, flores… Y no olvidéis, con buen gusto y un poco de maña, también se puede hacer una mezcla realmente atractiva.

Agradecemos la fotografía a bautizoycomunion.com

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Juan Manuel Martínez
Escrito por
Juan Manuel Martínez
Más artículos de Juan Manuel Martínez

Consejos para hacer que la primera comunión sea un día inolvidable

Es muy probable que nuestra primera comunión sea un día inolvidable de...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *