Consejos para hacer que la primera comunión sea un día inolvidable

primera comunion inolvidable

Es muy probable que nuestra primera comunión sea un día inolvidable de por sí. Más allá de lo que nos regalen, de cómo vayamos vestidos o de la fiesta posterior, es un día que siempre recordaremos. Yo ya voy para mayor, y aún me emociono cuando veo las fotos. Ahora ya soy padre, mi hijo mayor recibió su primera comunión hace ya doce años, el menor lo hizo el año pasado, y mi principal preocupación en los días previos fue hacer que para ellos también fuera un momento maravilloso e imborrable. Creo que lo conseguí.

¿Cómo hacer de la primera comunión un día inolvidable para nuestro hijo?

Las posibilidades para celebrar la primera comunión son muchas. En la mayoría de los casos la opción que elijamos dependerá del presupuesto que manejemos. Yo voy a daros consejos para una celebración barata. Sé que los bolsillos no están para muchos dispendios.

El traje o el vestido

Ya lo hemos explicado en este blog, si no tenemos dinero para comprar un vestido de lujo, hay opciones para que nuestra hija o hijo vaya guapísimo a la iglesia. Alquilar trajes o, para mí mejor, comprar uno de segunda mano son buenas opciones. Lo importante es que sea bonito; que cuando nuestro hijo sea mayor y vea las fotos se emocione y diga orgulloso: “¡qué guapo estaba!”.

La fiesta

Repito esta frase como una suerte de mantra, pero es que es así: “en la primera comunión el protagonista es el niño o la niña”. Cuando organicemos la celebración posterior hay que pensar en ellos. Podemos hacer una fiesta temática, alquilar una piscina para él y sus amigos, rentar una finca en la que puedan correr, jugar al fútbol y disfrutar al aire libre. Que disfrute al máximo. Para eso es su día.

La familia

Podemos sorprender a nuestro hijo. Le diremos que sus tíos no pueden venir y que sus primos tampoco. Pero cuando esté en la iglesia y se dé la vuelta se quedará ojiplático. ¡Cómo no iba a estar tu familia en este día tan especial! Yo lo hice con mi hijo mayor y os aseguro que su cara no se me borrará de la memoria.

Son detalles baratos (incluso gratis algunos) que harán que la primera comunión sea un día inolvidable. Si a todo lo comentado le unimos unos buenos regalos: esa consola que tanto tiempo lleva pidiendo, el ordenador, el teléfono móvil, etc; seguro que la sonrisa tardará mucho tiempo en borrarse de la cara de nuestro hijo o hija. Y eso, ver reír a un hijo, es una de las cosas más bonitas que se pueden ver.

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Juan Manuel Martínez
Escrito por
Juan Manuel Martínez
Más artículos de Juan Manuel Martínez

Regalos primera comunión niña, pensemos en las posibilidades

No hace mucho escribía un post acerca de los regalos que se...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *