Comuniones temáticas ¿cómo puedo decorar mi fiesta?

comuniones tematicas

En otro artículo de este blog ya decía que la tradición no tiene por qué estar reñida con la innovación. Refiriéndonos a las comuniones, consistiría, por supuesto, en respetar al máximo el ritual eclesiástico, y dar rienda suelta posteriormente a nuestra imaginación. Y si lo hacemos, una de las posibilidades que tenemos es organizar comuniones temáticas.

Como también hemos repetido en esta web, en los últimos años las comuniones se han convertido en minibodas. Algunas veces se organizan grandes banquetes en restaurantes, y otras, cada vez más dada la complicada situación económica de muchas familias, la fiesta se hace en casa. Es en este segundo caso cuando podemos inventarnos nuestra propia comunión temática.

Ideas para comuniones temáticas

Las opciones para realizar una comunión temática son tantas como podáis imaginación. Lo mejor es pensar en la pasión de vuestro hijo o hija. ¿Qué es lo que más le gusta? Eso de lo que está todo el día hablando. A partir de ahí, todo es mucho más fácil. Voy a poneros unos ejemplos:

Fútbol

Le encanta el deporte rey. Se pasa el día queriendo salir a jugar con sus amigos. El balón corre por el pasillo de casa aunque le hayas dicho miles de veces que “¡en casa no se juega! Da igual, es su pasión. Tiene el traje del Barcelona y Messi es su ídolo. Muy bien. Podemos empezar por comprar un mantel blaugrana, servilletas con los mismos colores. En los vasos, por ejemplo, pegaremos cromos de los jugadores.

Por las paredes bufandas y banderas del equipo catalán que también servirán como regalos para el homenajeado. En definitiva, hacer de tu casa una peña del Barcelona, Real Madrid, Atlético de Madrid, Athletic de Bilbao o el que sea.

Harry Potter

Pocos niños no se han enganchado a los libros y películas de Harry Potter. Si tu hijo o hija es uno de ellos, vamos a hacerle un buen regalo. Convierte el salón de tu casa en el comedor de Hogwarts. Sé valiente y disfrázate con el sombrero y la varita mágica (un profesor mío lo hizo en mi graduación, pero no digáis nada). Consigue una mantelería con las caras de Harry y Hermione. Juega también con la comida. Sorprende a tu hijo.

Estos son dos ejemplos cuyo único objetivo es demostraros que hacer comuniones temáticas no es tarea difícil. Lo más complicado es decidir el tema. Lo demás, viene solo.

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Juan Manuel Martínez
Escrito por
Juan Manuel Martínez
Más artículos de Juan Manuel Martínez

Dedicatorias para la primera comunión: unas ideas para el libro

Una página blanca inmaculada de un libro. Dedicatorias a izquierda y derecha....
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *