Cómo ir vestida a una comunión y acertar en el intento

como ir vestida a una comunion

Lo he dicho ya un par de veces en esta misma web: las comuniones se han convertido en pequeñas bodas. Por ello, una de las preocupaciones que todos tenemos antes de la celebración de un matrimonio, se ha trasladado ahora a este ritual eclesiástico de la primera comunión. Cómo no, me refiero a la ropa. La pregunta habitual ahora es ¿cómo ir vestida a una comunión?

En primer lugar hay que decir que, obviamente, los consejos que yo pueda dar no tienen por qué convencer a todos. Por ejemplo, quizás por mi forma de ser, soy una persona a la que no le gusta destacar en demasía, al menos por mi forma de vestir (si me alaban por cómo escribo, por ejemplo, yo encantado) siempre apostaré por ir vestidos de manera normal. Elegantes, con ropa bonita, pero sin estridencias. Sobre esta base se estructuran mis recomendaciones.

Sugerencias sobre cómo ir vestida a una comunión

Hay que dejar claro que, como en las bodas con los novios, en una primera comunión los protagonistas son los niños. Dejemos que sean ellos el centro de todas las miradas. Este evento se podría situar, en lo que se refiere a importancia o elegancia, en un punto medio entre una boda y una comida familiar normal. La forma de vestirnos, por tanto, tendrá que ir por esa línea. Es decir, ni con vaqueros, ni con pamela.

Si la celebración tiene lugar en los meses de primavera o verano, un vestido con colores veraniegos y sandalias elegantes puede ser una gran elección. Para ir un poquito más allá, un broche estaría bien. Pero ya. Sin pasarse.

A la hora de responder a la pregunta de cómo ir vestida a una comunión, un aspecto a tener muy en cuenta es la época del año. Si hace calor, ya tenéis la sugerencia anterior, si la temperatura no es del todo veraniega, podéis apostar por un bonito conjunto de chaqueta y falda. Este tipo de vestimenta estiliza la figura. Es cómodo y elegante a la vez. Acierto seguro.

En lo que se refiere al color, siempre recomiendo tonos claros. En el primer caso, el del vestido, se pueden elegir colores y figuras veraniegas. Si nos quedamos con la chaqueta y la falda, un tono beige, rosa claro, amarillo suave. A vuestra elección.

Cómo ir vestida a una comunión es algo que hay que pensar, pero a lo que tampoco debéis dedicarle demasiado tiempo. Pensad en tres claves: elegancia, comodidad y belleza. Las unís y seguro que la inspiración os llega.

Foto: Iglesia en Valladolid

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Juan Manuel Martínez
Escrito por
Juan Manuel Martínez
Más artículos de Juan Manuel Martínez

He hecho mi primera comunión, ¿y ahora qué?

Ha pasado el día de nuestra primera comunión. Tenemos nueve años y...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *