Los colores de la primera comunión

colores primera comunion

Las celebraciones, los eventos, las fiestas, los días especiales… Todo tiene un color. Si pensamos en Navidad (al menos en España) lo vemos todo blanco, el verano es amarillo y azul, el invierno gris, la Semana Santa es sobria y de color oscuro y la primera comunión… ¿Cuáles son para vosotros los colores de la primera comunión? El blanco, seguro. El azul marino, también.

Puede que pintemos virtualmente el día con colores vivos. Que del blanco de las homenajeadas pasemos a la variedad cromática de los invitados. Un crisol de tonos que cada vez está más de moda. Porque la comunión, aunque siga siendo un evento serio y que amerita un respeto máximo, se ha quitado de encima ese halo de exagerada sobriedad (en lo que al color se refiere) que antes le rodeaba. Sin estridencias, pero no es malo ir vestido a una primera comunión con algún color. No es ninguna falta de respeto como, quizás, en otros tiempos se entendía.

Colores de comunión

Blanco: por mucho que la celebración se haya modernizado con los años, el blanco sigue siendo el color por excelencia de una primera comunión. Las niñas continúan apostando por él. Los trajes, aunque remozados, mantienen el tono níveo habitual e histórico. Esto, obviamente, tiene que ver con la pureza, la limpieza y mantiene relación directa con el bautismo.

Azul marino: y si el blanco es el color protagonista en los trajes de las niñas, cuando de los niños se trata va acompañado del azul marino. En este caso la explicación no es tan simple. Una voz más que autorizada como Juan Luis Martín Barrios, secretario de Catequesis de la Conferencia Episcopal Española, aseguro que la iglesia no indica nada al respecto. Es una moda, apuntó en un artículo publicado en el diario La Razón el pasado 12 de mayo, que es una moda que se inició entre los 50 y los 60 y que cada persona “puede darle el sentido que vea”.

Cuidado con los colores en la fiesta de la primera comunión

En anteriores artículos de este blog os hablaba de cómo hacer un centro de chuches y también de la manera de hacer una decoración bonita con globos. Os invito a que los releáis para comprobar que, en ambos casos, indicaba que no es bueno abusar de los colores. Si son chucherías tratar de que tengan colores comunes, tonos similares. Lo mismo sucede con las decoraciones con globos.

Aunque hayan cambiado con los años, los colores de la primera comunión siguen sin ser de una gran variedad. La celebración, por muchos tintes modernos que vaya adquiriendo, mantiene características claras de tradición y formalidad.

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Juan Manuel Martínez
Escrito por
Juan Manuel Martínez
Más artículos de Juan Manuel Martínez

Peinados para primera comunión para niñas con pelo largo

Decidir la forma de llevar el pelo es una de las disyuntivas...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *