Cinco maneras diferentes de pasar el día de la primera comunión

pasar dia primera comunion

La ceremonia eclesiástica es obligada, eso está claro. Pero… ¿Y después? Una vez que salgamos de la iglesia tenemos libertad. Y lo que deberíamos hacer como padres (ya lo he dicho muchas veces) es pensar en lo que le gustaría a nuestro hijo o hija, que para eso es el protagonista de uno de los días más importantes de su vida. Hagamos que nunca lo olvide, que no se escape jamás de su retina. Hay muchas maneras de pasar el día de la primera comunión. Muchísimas. Tantas como sea capaz de alcanzar nuestra imaginación. Para gustos, colores. Al menos eso dicen.

Cinco opciones para disfrutar del día de la primera comunión

En primer lugar voy a comentar una característica que es común a todas las ideas que voy a daros posteriormente. Siguiendo la línea de tratar de hacer feliz al protagonista del día, tendremos que intentar rodearle de las personas con las que más pueda disfrutar: primos, hermanos, amigos. Obviamente los mayores de la familia también tienen que estar presentes, pero no es una celebración para ellos.

  1. Fiesta en casa: es algo que en España no se estila demasiado, al menos hasta la llegada de la interminable crisis. Sin embargo, es una opción buena, bonita y barata. Hacer una comida en casa al gusto del niño. Repito: al gusto del niño. Es decir, si hay que hacer pizza, pues se hace pizza. ¿Prefiere hamburguesas? Ya sabemos. Para los mayores podemos preparar otro menú. Y después de comer que llegue la fiesta. Dejad que los pequeños se lo pasen en grande.
  2. Restaurante: es lo más habitual, sin embargo, en mi humilde opinión, creo que no es la manera en la que el niño disfrutará más de su primera comunión. Comer elegantemente en un restaurante no es la fiesta soñada por él.
  3. Parque de atracciones, ferias: lo anterior se puede arreglar. Está bien que hagamos un evento familiar en un restaurante, pero después nos llevaremos a los niños al parque de atracciones, por ejemplo.
  4. Finca: una buena opción, aunque algo más cara, pero que aúna las dos opciones anteriores, es realizar el festejo en un restaurante que cuente con un buen espacio al aire libre en el que los niños puedan disfrutar después de comer.
  5. Piscina: no he visto en ningún sitio en el que los pequeños y las pequeñas disfruten más que en una piscina. Si el tiempo acompaña, y económicamente tenemos la opción, reservemos una pequeña piscina para una fiesta privada, nuestro hijo no olvidará nunca el día de la primera comunión.
Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Juan Manuel Martínez
Escrito por
Juan Manuel Martínez
Más artículos de Juan Manuel Martínez

Vestidos para la primera comunión de Rosa Clará

Si se habla de vestidos de comunión, está claro que hay que...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *